trabajadores agricultores

Cass Herrington / BPR News

Es la época de manzanas en el Oeste de Carolina del Norte y las calles comienzan a vestirse con carteles pintados a mano anunciando la venta de rosquillas y pasteles elaborados con la popular fruta. 

 

La cosecha de manzana se lleva a cabo gracias al trabajo de miles de granjeros inmigrantes, sin embargo, el coronavirus se ha vuelto una amenaza real y ya hay varias organizaciones solicitando a las autoridades que regularicen y mejoren las condiciones laborales.