Cuarentena

La pandemia de COVID-19 en conjunto con la orden gubernamental de quedarse en casa, han generado un aumento significativo de llamados y denuncias de violencia doméstica en el Oeste de Carolina del Norte. Agencias especializadas en brindar apoyo a víctimas de abuso doméstico están particularmente preocupadas por aquellas personas indocumentadas.